Make your own free website on Tripod.com
CUANDO SER APRISTA ERA SER TERRORISTA

Reservista Daniel Flores

En la época de la dictadura de  Manuel Apolinario Odria (1948-1956), APRISMO era sinónimo de terrorismo. En aquel tiempo aún retum-baban en las mentes de la militancia primigenia los postulados del "Antiimperia- lismo y el APRA" (1930), pos-teriormente traicionados por el clientelismo electorero que acabó por prostituir a un partido que en sus oríge- nes fue revolucionario y nacionalista.
Entonces se publicaban unos folletos llenos de fotografías bajo el título: "APRIS-MO ES TERRORISMO", con el sello del Ministerio del Interior y repartidos en todo cuartel y comisaría. ¡"Todos" los apristas eran terroristas para el sistema!, que como sabemos no era otra cosa que un títere de la oligarquía criolla. Desde Villanueva Del Campo, De las Casas, hasta Idiáquez, aparecían sus fotos junto a bombas molotov.
Así se editaba la propaganda anti aprista, casi del mismo mo-do como ahora el neolibera-lismo fascista con el apoyo de medios de comunicación pro chilenos, presentan a los etnocaceristas como si fueran terroristas, confundiendo adrede "terrorismo" con "subversión".
El nacionalismo en un ambiente globocolonial es definitivamente subversivo, y ahí encaja el etnocacerismo: subversivo con una praxis de "Fair Play", juego limpio, por más que el Gobiernucho Criollo, en su bajeza característica, adopte la política sicosocial de Goebbels: "Miente, miente, que algo queda".

CRONICA RESERVISTA: HABLA EL TAYTA

16 reservistas del Batallón "Ollanta"- Ayacucho, luego de participar en el Foro Etnocacerista del MNP en Lima, donde tuvimos la oportunidad de encontrarnos con nuestros hermanos reservistas de diversos confines de la Patria, como los reservistas de Tacna, Arequipa, Moquegua, Puno, Juliaca, Huancayo, Piura, Trujillo, Satipo y Tingo Maria, nos dirigimos por la ruta que siguió el "Tayta" Cáceres, difundiendo el mensaje de fe etnocacerista a nuestros compatriotas del centro, descendientes de aquellos valientes avelinos que hicieron correr a los chilenos miserables. Pasamos por Concepción, Marcavalle y Acostambo donde recordamos esa bella Carta del Tayta al Cabildo. ¡Qué actuales palabras!

"…Ayacucho, noviembre 29 de 1883.

Al Honorable Cabildo de Acostambo:
Cuando en el país todo es desconcierto y desmoralización; cuando la ruina de nuestras instituciones no reconoce otra causa que la falta absoluta de sentido moral; cuando los grandes móviles sociales han desaparecido ante el empuje de los innobles propósitos y de los mezquinos y personales intereses; es ciertamente consolador y de fecunda enseñanza el glorioso contraste que ofrece el pueblo de Acostambo y los demás del centro de la República, levantándose con toda altivez de la dignidad nacional herida, pero no humillada, con toda desesperación del patriotismo que no se detiene ni ante el sacrificio, resueltos a morir combatiendo contra los enemigos del Perú. La resistencia que hasta el último instante hacen los pueblos por salvar la integridad y el honor nacional merecerá un lugar señalado en las páginas brillantes de la historia del Perú.
Dos clases de elementos ha contado el Perú en la lucha sangrienta que Chile provocara. El elemento de los capitalistas y de los audaces; compuesto el primero de comerciantes enriquecidos con la fortuna pública, y el segundo, de empleados civiles y militares, sin talento y sin carácter que han desmoralizado la República.
Cuando el vigor del patriotismo parece haberse extinguido por completo; cuando el hundimiento del Perú amenazaba revestir los oprobiosos caracteres de la cobardía; entonces las grandes virtudes que no existían en las clases directoras de la sociedad, reaparecen con más prestigio y esplendor que nunca en el generoso corazón de los pueblos; de esos mismos pueblos a quienes se titulaba masas inconscientes y a los que se menospreciaba, haciendo gravitar sobre ellos en la época de paz los horrores del pauperismo y la ignorancia, y en la guerra los sacrificios y la sangre…".