Make your own free website on Tripod.com

BRASIL: CARRETERA INTEROCEANICA Y AMBICIÓN DEL PACÍFICO

Reservista Rolando Raborg

"Brasil no debe quedarse en la obra efectuada, sino que debe llegar hegemónicamente al Pacifico"- Canciller, Barón de Río Branco.
"Cuidado con Brasil. A mí me han criticado muchas veces mi reacción cuando me venían con cosas de ‘integración con el Brasil’. No se percibe que uno integra al que desintegra. Siempre afirmé muy claramente que bastaba con mirar el mapa para darse cuenta donde estaban las tajadas mas grandes de nuestros territorios perdidos, así, como lonjas. Yo les decía a mis ministros ‘la carretera hacia la frontera con Brasil NI DE VAINAS´. Será para que se nos vengan encima y nos engullan. Yo he servido en frontera y he visto la penetración brasileña. Todavía existe y no tenemos como controlarla" – Presidente del Perú, Gral. Juan Velasco Alvarado ("Los últimos días del Gral. Velasco" – A. Zimmermann)

¿COMPETITIVOS?
Toledo aparece con sus con gresistas celebrando ciegamente el convenio con Lula de Brasil y Meza de Bolivia, "de apertura vial para el comercio hacia el Pacifico", el cual contempla un puente que una la carretera Transoceánica Atlántico-Pacífico.
Con una economía frágil e inestable; en lo social con endémico "des" y "sub" empleo; educación deficiente en sala-rios, proteínas y currículas; en lo político con una clase servil en relaciones internacionales; en lo comercial con un "alto empresariado" tan peruano como la Cocacola, con negociaciones "TLC" y "MERCO-SUR" a espaldas del pueblo, con la mayoría de empresas estratégicas en manos extranjeras, sin línea aérea de bandera, sin flota mercante, sin FFAA operativas y dignas, etc, mi pregunta es: ¿acaso somos competitivos?

MARCHA HACIA EL OESTE
Brasil, después de la Guerra de la Triple Alianza (Argentina, Brasil, Uruguay) contra el Paraguay (1864-1870), llegó al condominio del Paraná luego de aniquilar al 60% de la población masculina del heroico Paraguay.
En relación con los otros países de la región, después hurtó territorios a Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, vía sus bandeirantes, caucheros, madereros, los "sin tierra" y hasta en operaciones encubiertas de su ejército, como lo efectuado en nuestro territorio de Ucayali (Purús). Y, claro, casi inmediatamente su Cancillería –considerada la mas eficaz de Latinoamérica- "sancionaba" el nuevo status quo mediante el respectivo Tratado, "ante hechos consumados".
Así duplicaron su "territo-riedad amazónica" entre 1850 y 1950.
Sin embargo, es recién en el s. XX que se escriben los códigos expansivos del Brasil para alcanzar el Pacifico… a costa del único "obstáculo" a sus pretensiones: Perú. Es así como -en 1933- el Gral. Mario Travassos lo sostendría en su libro "Proyección Continental del Brasil".
Con el tiempo, después de la 2da. Guerra Mundial (en donde Brasil tuvo una "solidaria" participación como aliado de EEUU, enviando una División de Infantería que se batiría en Italia), sale una nueva obra -"Geopolítica del Brasil"- del Gral. Golbery do Couto e Silva, la cual "pulía" los planteamientos originales de Travassos. "El camino al Pacifico es una necesidad brasileña desde ya", concluía do Couto e Silva.
Este par de obras serian la base que encendería en la mente de Getulio Vargas (presidente del Brasil que se suicidó en mandato) el programa "Marcha hacia el Oeste" del Brasil, emulando la "Marcha hacia el Far West" de los EEUU de NA.

LO QUE QUIEREN
¿Qué desea Brasil en el Oeste, o sea "aquí"?:
- Las reservas de petróleo, gas y minerales que se encuentran en el Amazonas incluyendo los Andes Orientales y el Chaco boliviano, así como el abastecimiento barato del gas de Tarija, para proveer a su creciente industria.
- Brasil como futura potencia mundial "hegemónica del Hemisferio Sur", pretende una bioceanidad no solo dependiente del Canal de Panamá, como es caso de los EEUU de NA, sino con la ventaja del dominio del Amazonas "hasta sus nacientes y su entroncamiento carretero con el Pacífico". Ello implica la búsqueda del "punto crítico" mas al oeste. Y "ahorita" ese punto lo constituye el puente de Iñapari sobre el río fronterizo Perú-Brasil que conecta carreteramente la desarrollada región del Acre con nuestra subdesarrollada región Madre de Dios. Baste saber que el ingreso per cápita del primero es 7 veces superior al del segundo.
- Brasil requiere una "opción carretera" hacia los principales puertos del Pacifico, desde Manta (Ecuador) hasta Arica (Chile), es decir que incluye todos los puertos del Perú, particularmente Paita, Huacho, Callao e Ilo. Tómese en cuenta que este s. XXI ya es catalogado como el de la "Era del Pacifico", sustentada en la alta densidad mercantil con la incorporación al comercio mundial de "pesos pesados" como China e India.

PUENTE DE IÑAPARI: PUNTO CRÍTICO
De este modo Brasil estaría realizando la "marcha hacia el oeste", señalada por Travassos: "la tendencia de los estados a buscar varias salidas al mar y especialmente a mares diferentes; la tendencia de los Estados al dominio de las hoyas hidrográficas; por fin, la tendencia a llevar su dominio por donde el trafico sea capaz de llevarlo, son postulados indispensables para la comprensión del complejo político sudamericano".
Por ello, la importancia que se viene brindando en Brasil a la técnica del "transporte multimodal", que no es otra cosa que la prolongación del tráfico marítimo hasta el lugar más recóndito del planeta. El 90% del comercio mundial se realiza por mar. El transporte marítimo es 2 veces más barato que el ferrocarril, 3 veces mas económico que el camionero y varias veces mas ahorrativo que el aéreo.
Está clarísimo: Brasil requiere puertos en el Pacífico para participar en el gran flujo comercial del s. XXI. Y el pigmeo Perú será tan solo "zona de tránsito" en donde la única ganancia será el "peaje" y en donde las fuentes de trabajo no pasarán de media centena de grifos en donde pulularán lavacarros, alfajoreros y prostitutas de camioneros que en un santiamén balbucearán algo de portugués.

EN EL CARNAVAL DE PUNO SE BAILARÁ "SAMBA"
Los geopolíticos brasileños son fieles seguidores de Ratzel y Haushoffer (autor del lebemsraum o "espacio vital" nazi); en este caso Brasil estaría cumpliendo la 5ta. ley de Ratzel: "En su crecimiento y expansión, el Estado tiende a incluir secciones políticamente valiosas: líneas de costas, cuencas de ríos, llanuras y regiones ricas en recursos".
Lo peor es que el Estado Peruano solo se comporta como "ente pasivo", vale decir sin ningún plan o aspiración "hacia el Atlántico".
El asunto es que Brasil se comprometa a cumplir los tratados y no ignorarlos como acostumbra. Por ejemplo el Pacto de Navegación del Tratado de 1851, firmado entre el canciller peruano Ferreyros y su similar brasileño Duarte da Ponte, que contemplaba "que los barcos puedan comunicarse con el océano Atlántico por el río Amazonas", a la larga no fue así: Ni el Perú, "centralizado en una Lima de espaldas al país", se interesó; ni el Brasil abrió la comunicación al Atlántico.
Sin embargo, nuestro país también tiene sus "defensas". No de parte gubernamental, que –por el contrario- las sabotea, sino de parte del "Perú Profundo". Efectivamente, en la frontera con Brasil existen a la actualidad (la pri-mera fundada en 1969) 24 asentamientos "mitimaes", francos polos de desarrollo agropecuario, de la Congregación Incaico-Ataucusista (FREPAP). Estos pioneros de extracción serrana han logrado lo que el Estado Criollo no ha podido en 180 años de republiqueta: Las FRONTERAS VIVAS. A tal punto que hasta abastecen a Manaos con sus excedentes.
Así es: 90 mil cholos "plantados" en la mismísima frontera. De no ser por ellos, muy probablemente ya se bailaría "Samba" en el carnaval aymara de Puno. Y esto es lo que precisamente viene propiciando el estúpido gobierno toledista.